Sin Itinerario | Velitas en Colombia
diciembre, navidad, velitas, fiestas, tradición, Colombia
11933
post-template-default,single,single-post,postid-11933,single-format-standard,edgt-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-1.9, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,overlapping_content,animate_overlapping_content,frame_around_overlapping_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
 
Blog

New York: La realidad de celebrar un fin de año en Times Square

Hoy es un buen día para viajar o para leer sobre viajes, por eso te contaré sobre el anhelado sueño de pasar un año nuevo en Time Square, la gran ciudad que nunca duerme y capital del mundo Nueva York, acompáñame en este viaje y conviértete en un Viajero Sin Itinerario.

 

Nos hemos propuesto con un grupo de amigos pasar el fin de año en lugares donde la fiesta sea gigantesca, diferente o famosa.  Para recibir el 2016 viajamos a Nueva York, una ciudad hermosa en esta época del año, recorrerla es una magia que recarga la imaginación.  Con nieve por todos lados, la elegancia del invierno, el Central Park, pistas de hielo y los grandes almacenes de cadena con unas iluminaciones increíbles.

 

Nosotros teníamos un objetivo, estar en Times Square a las 12 de la noche con un parejo (por lo del beso) para ver como cae la bola y estar en medio de una de las multitudes más grandes para este tipo de celebración.  Leímos unas recomendaciones en Tripadvisor de cómo lograr estar en una buena ubicación, lo más oportuno era llegar sobre el medio día, llevar buena comida, abrigos e ir al baño antes de salir de casa, porque recuerda, debes buscar una buena ubicación para disfrutar del show.

 

Cuando logras encontrar la zona en la que quieres estar, nosotros escogimos la No 1 en todo el centro del Time Square y nos ubicamos en un espacio cómodo y comenzó la espera. Te recomiendo llevar cartas o cualquier tipo de juegos para pasar el tiempo, puesto que con el transcurrir del día la espera se vuelve tediosa. Pero todo se puede hacer ameno. Al cabo de un tiempo notamos que no había baños ni comida, eso complica todo, entonces recordé que era cierto lo que publico una colega viajera que vivió esta experiencia “Toca llevar pañal”.

 

Debo confesarles que por un momento la espera empezó a preocuparme, no veía diversión a pesar de que se veían artistas ensayando y pruebas de sonido. Una recomendación para que anotes en tu agenda es llegar temprano para encontrar una ubicación cercana a la tarima principal, puesto que solo a veces alguna de las 2.000 pantallas en la calle trasmite el show.  Nosotros estábamos en le centro, pero alcanzábamos a ver la tarima y muchas veces sólo escuchábamos.

 

Como es invierno empezó a anochecer temprano y con eso un frio impresionante, con el paso del tiempo mis compañeros abortaban la misión y el objetivo se veía cada vez más lejos, pero yo persistí.  A las 6 pm suben la bola gigante y comienza la transmisión en vivo, hay juegos pirotécnicos y otros shows que se irían presentando cada una hora.  El choque cultural fue fuerte, la gente parecía no estar animada y solo gritaban o se reían al ver las cámaras pasar por sus lados, de resto parecíamos en un velorio

 

Aunque todo transcurrió de la mejor forma y el show era algo fantástico, la espera hasta las 12 de la noche nos tenía agobiados, como algunos de nuestros amigos eran españoles y a las 6 de la tarde ya era año nuevo en España decidimos abortar la misión y sentimos como si hubiésemos pasado el año nuevo en el Time Square. Emprendimos una nueva misión, esta vez era comer en algún lugar de la ciudad, ir al baño y a festejar  (sin ropa linda, y con una cara de cansancio…increíble).

Así lo hicimos, salimos corriendo de la zona y nos fuimos a buscar algún restaurante con disponibilidad a esa hora en otra parte de la ciudad.  A mí se me ocurrió que en las zonas más conocidas sería muy complicado encontrar algo, además teníamos una apariencia de concierto pobre y todo el resto del mundo parecían en una “red carpet”, entonces nos acordamos que el día antes habíamos estado por los lados de East Villace y que nos había encantado por ser como bohemio chic.

 

Nos aventuramos a buscar por estos lados y fue la mejor decisión.  Entramos a un bar- restaurante al parecer italiano, donde cenamos en el sótano y fue delicioso. Pensamos en ir a buscar otro lugar para festejar, pero en el bar la gente estaba super animada y nosotros nos dejamos llevar por la emoción, al finalizar la noche, bailábamos, gritábamos y disfrutábamos con todo tipo de personas, de todo tipo de cultura y pensamientos diferentes, pero unidos por la emoción del año nuevo.

 

De lo que estoy segura es que esta historia continuara… porque debo volver a vivir la emoción de este lugar maravilloso, su gente y culturas interesantes entre otras cosas. Gracias por acompañarme en este recorrido y recíbeme el consejo, guarda de tu sueldo o completa un cerdo, pero ahorra y sal a viajar por el mundo entero. Se un viajero #SinItinerario.

0 Comentarios
Compartir
Sin Comentarios

Publica un comentario

58 − = 51