Sin Itinerario | Reserva Natural Marasha, Amazonas
La magia del Amazonas tiene caimanes, aves, kayak, paseo nocturno en lancha. Todo esto en la Reserva Natural Marasha. Te lo cuento todo en este post.
reserva, naturaleza, amazonas, rio amazonas, marasha, turismo amazonas, leticia
12051
post-template-default,single,single-post,postid-12051,single-format-standard,edgt-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-1.9, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,overlapping_content,animate_overlapping_content,frame_around_overlapping_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.3,vc_responsive
 
Blog

Reserva Natural Marasha

El mágico y misterioso mundo de la selva amazónica es todo un territorio por descubrir. Esta vez conocí una reserva gracias a una amiga que estuvo allá. Me habló maravillas del lugar así que decidí visitarla y ¡qué experiencia! Acompáñame en esta travesía Sin Itinerario en la Reserva Natural Marasha.

 

 

Experiencia

 

Leticia se encuentra en uno de los extremos de Colombia, constituye la capital del departamento de Amazonas y por su posición geográfica limita con Brasil y Perú. En este punto compramos un paquete hacia la reserva directamente, queriendo evitar intermediarios; nos recogieron ahí mismo y nos llevaron a Marasha. Con un costo de 250.000 COP, el paseo incluye el transporte ida y regreso, el hospedaje durante una noche y la comida durante el tiempo de estadía.

 

CasaIniciamos el recorrido a las 4:30 pm, aproximadamente, llegando a un puerto en medio de la nada en el que existen dos opciones para llegar, la primera es en unas barcas y la segunda es caminar, yo les recomendaría esta última porque son aproximadamente 50 minutos en los que cambiamos la ciudad y el ruido por la selva y sus sonidos inigualables. Tranquilos, no hay nada que temer pues en el recorrido siempre está el guía dispuesto a hacer de esa experiencia algo inolvidable; con él vimos hongos, aves, tipos de árboles y nos relató mitos de la zona, algo muy interesante para quienes nos encanta la cultura y qué mejor forma que con un lugareño.

 

Llegamos alrededor de las 5:40 pm a lavar nuestras botas, acomodarnos y alistarnos para ir a comer pues tienen un horario establecido. El sitio no es lujoso, algo que esperábamos por la ubicación, pero es muy aseado y organizado; existen cabañas para familias o habitaciones con capacidad para 20 personas o más. El comedor es colectivo lo cual permite que las personas se encuentren unas con otras, hablen y se conozcan; también hay variedad en el menú, aunque hay que comer lo que haya pues no hay dónde mecatear, sin embargo, la comida estuvo bien pues la materia prima es del lugar y el tipo de comida está muy influenciada por la cocina peruana y como el plan es conocer creo que no hay mejor manera. Es posible solicitar con anterioridad algunas preferencias, como incluir más ensalada o algún plato vegetariano.

 

Estando allí se abre un abanico de actividades interesantes, eso sí, depende de tu capacidad de arriesgarte y de la energía que tengas, nosotras descansamos un rato luego de la comida y empezamos a armar nuestro plan nocturno. ¿Nocturno? ¿En la selva? ¡Sí!, caimanear es una actividad popular que permite disfrutar de la selva durante la noche con el objetivo de observar caimanes, sin embargo, para quienes prefieren hacer cosas en el día, el avistamiento de aves, nadar en piscinas naturales, pescar, hacer canopy o kayak en el lago son algunas de las opciones posibles para pasar un buen rato. Cabe anotar que estas dos últimas pueden tener un costo adicional no incluido en el paquete.

 

Nosotros escogimos conocer lo que guarda el bosque y la vida nocturna caimaneando. Nuestro guía nos recogió a las 10 pm y zarpamos en una lancha junto con mi amiga. A las 10 de la noche en una lancha en medio de la selva, no podía estar más asustada pues se escuchaba de todo, los sonidos del bosque, animales bajo el agua, aves, etc. La selva tiene una magia especial y con el pasar de los minutos, el miedo desaparece, los sentidos se agudizan y la experiencia se disfruta. La búsqueda de los caimanes fue exitosa, logramos verlos, pero no logramos tocarlos como nos había prometido el guía, ya que tenían tamaños considerables y no era posible atraparlos. Esto nos tomó aproximadamente una hora para luego arribar nuevamente a la cabaña.

 

Se preguntarán cómo pasamos la noche, hay que decir que es algo especial, la zona es calurosa por lo que todo está abierto y lo que te protege es un toldillo; cae la madrugada y se escuchan los pajaritos acercarse a los toldillos en medio de un espectacular concierto interpretado por la selva y sus habitantes, completamente incomparable. Luego de comprobar que estábamos vivas, iniciamos el día a las 5 am con el avistamiento de aves, la luz irradia a los árboles y los pájaros inician su canto. El guía, muy atento a todo, nos cuenta cuál aúlla, cuál canta, dónde están los gavilanes  y cada detalle de la infinidad de aves que se podemos observar, esto hace la experiencia muy linda. Luego recorrimos el lago a pie a través de árboles muy grandes en los que se practica canopy, conocimos algunos frutos propios del lugar, practicamos kayak y terminamos por relajarnos en unas hamacas

Finalmente regresamos cansadas pero felices con la experiencia vivida, recomiendo este sitio a ojo cerrado y sé que en el futuro regresaré por la caimaneada completa y por la selva mágica del amazonas.

 

 

Observaciones y Recomendaciones

 

Un punto positivo que tienen este tipo de paquetes es que te asignan un guía sin importar la cantidad de personas, en nuestro caso éramos dos personas y se nos asignó uno. Según nos comentaron, los guías acompañan a un máximo de ocho personas por lo que el trayecto y orientación son prácticamente personalizados.

 

Es importante tener en cuenta que en épocas de lluvia es preferible no viajar, debido a que el clima y la selva se vuelven muy húmedos, así como la aparición de inundaciones que pueden arruinar por completo el viaje. No olviden llevar sus botas pantaneras porque debido al clima el terreno es un poco difícil.

 

 

Gracias por leerme.

Sígueme en mis redes sociales y escríbeme ante cualquier inquietud o sugerencia.

Facebook: @sinitinerario
Instagram: @sin.itinerario

¡No olvides viajar sin itinerario!

2 Comentarios
Compartir
2 Comentarios
  • Carls Chcn
    Responder

    Deberias visitar Ciudad Perdida en la Sierra nevada de Santa Marta

    07/03/2018 el 1:46 pm
    • Catalina Villalba
      Responder

      Hola Carls, me hace falta conocerla he estado en el parque Tayrona, pero no he subido a la ciudad perdida. Buena Recomendación!!!!

      07/05/2018 el 10:39 pm

Publica un comentario

9 + 1 =